martes, 9 de diciembre de 2014

Fuimos eternos

Fuimos eternos. Duramos una pequeña eternidad que fue mi mundo, mi felices para siempre. Duramos infinitos momentos en los que sonreí por ti. Fuimos eternos, como todos los amores verdaderos. Los besos que nos dimos duraron eternos minutos que voy a guardar en la infinita memoria de mis labios. Fuimos eternos, eternamente finitos. Eternos porque en el amor no hay tiempo. Infinitos porque te escribí una y mil veces. Y no morirá el amor de mis poemas. Fuimos eternos, porque hasta la eternidad tiene fin. Te amé por siempre, y siempre es infinito. Eterno es el lugar que tuviste en mi corazón, y eterna es la parte de mí que jamás te dejará ir. Fuimos eternos, como todos los enamorados. Vivimos una infinita cantidad de días felices, que quedaran en la eterna memoria de mi corazón. Que jamás olvidaré, porque fuiste parte de mi por un tiempo eterno, que duró dos años y medio. Fuimos eternos, como el amor de los poetas. Como mi amor. Porque las letras calman los dolores, pero no calman la sangre que se acelera haciéndome vivir esto lentamente. Como si durara para siempre. Fuimos eternos


No hay comentarios:

Publicar un comentario