domingo, 30 de noviembre de 2014

Ella

Ella fue bendecida con los ojos del cielo.
Ella fue bendecida con el pelo del fuego.
Ella fue bendecida con la piel de la seda.
Ella fue bendecida con los labios de fresa.
Ela fue maldita con el veneno de la hiedra.
Y a nadie le importó lo bendita que era.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Amor mío ¿Por qué me has abandonado?



Tus palabras, 
me hacen sentir
tan despreciable
tan sucia.
Pero no me avergüenzo
Oh no
Porque si es así como soy
no es mi culpa
no es mi culpa
Si se supone que el latir
es igual para ambos
¿Por qué me besas
con tanto asco?
¿Por qué me atacas
con tanta saña?
¿Por qué me miras
Con esos ojos?
Si se supone que el susurro
Es igual para ambos
¿Por qué me gritas
Con tanta violencia?
¿Por qué me tuerces
Con tanta facilidad?
Si este es el final
Me decepciona
Que triste tragedia
que sea así.
Pero el eterno descanso
que me da
Me entristece aún más
Amor mío
¿Por qué me has abandonado?

miércoles, 12 de noviembre de 2014

el beso del no

El beso que negaste
gracias a la sangre espesa,
duele más que el veneno
de tu lengua dividida.

Y el fuego frío
que corra por el tuétano,
cuando tus ojos afirman
asi tus labios tan secos.

Palabras

 
Las palabras que dije, las que callé, las que grité sin sentido ni piedad, las que mentí, las que lloré en oscuras noches solitarias, las que murmuré entre dientes. La palabras que escupí y las que me tragué tantas veces. Las que suspiré en tardes cálidas de verano y las que se enredan con mi hilo rojo del destino. Las palabras que guardaré en mi corazón por siempre. Las que se esconden, las que lastiman, las que susurré dormida, en mis sueños. Las palabras que llenan mis hojas y cuadernos, que aparecen escritas en mi piel y en mi tarea, las que se escriben solas en la pantalla de la computadora y las ruidosas que escribo en la máquina de escribir. Todas mis palabras son tuyas. Te las doy sin pena ni remordimiento, porque te amo, mi vida. Las palabras son mi mundo, mi destino. Estan en tus manos ahora, se que siempre cuidarás de mí.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Recortes

Las palabras que hundimos
no obedecen y fracasan,
sufren siempre al margen.
La mano que busca
el destino, la que
conforma
los días,
cerrará el tajo abierto
al vacío
Y la suerte de la palabra
quedará en el fondo de
las cartas.
Si se supone que no importa
la cólera para mí,
¿Por qué encuentro
la voz para
ignorarte en mi boca?
La palabra forma verdades
donde una lengua seca
borra al presente,
transforma al futuro y
No obedece al pasado