miércoles, 30 de enero de 2013

Olvidada

Me siento perdida,
olvidada,
abandonada,
Creí que eramos unidas,
aunque estuviésemos separadas.
Nunca te veía,
ni te hablaba a la cara,
pero a la lejanía
aun te consideraba mi amiga.
Pero de pronto
te aburriste,
me aburrí,
nos aburrimos.
Me perdí a lo lejos
sostenida por un hilo.
El hilo que sostenías,
sin saberlo,
sin sentirlo.
Ahora me pregunto
¿Fue mío el descuido?
No puedo obtener
lo que alguna vez fue mío.
Te extraño mucho,
nuestras charlas,
nuestras risas,
nuestro mundo.
Pero a saber que hago ahora
perdida en este vacío.
No me caigo porque me sostiene
el hilo de tu olvido.
Y llegará el día
en que ya no me recuerdes.
Ahí caeré al pozo,
pozo eterno y frío.
Me entristece aceptarlo,
pero ahora lo digo,
¡ME OLVIDASTE, MALASLETRAS!
Y no te culpo en lo mas mínimo.
Pero si me pone triste
lo que ya he perdido.
Todo lo que charlamos,
todo lo que vivimos,
todos nuestros recuerdos.
Y así yo me despido

lunes, 28 de enero de 2013

Quien soy



Quien soy? Un alien, un genio, un almohadón de plumas, un libro. Puedo ser lo que yo quiera ser, porque soy una escritora. Porque puedo crear mil mundos sin moverme y después darles vida en un papel o en una computadora. Bien podría ser dibujante y hacer lo mismo, pero me temo que en el dibujo no soy mas que una aficionada. Puedo crear un mundo normal, en el que no pase gran cosa y de repente hacer que caiga un asteroide y vuelva el tiempo atrás. O simplemente puedo hacer que un gorrión se coma una miga de pan. Puedo jugar a ser dios, y crear seres a mi imagen y semejanza. Raros, desviados, solos y a la vez acompañados, tratando de ser diferentes y al hacer eso ser normales. Porque entendí que no hace falta nada para ser diferente porque todos lo somos. No voy a encontrar una persona como yo en todo el mundo, nadie tiene mis ideas o mis pensamientos; son míos, mi corazón, mi mente, mi alma … si es que la tengo. No se, no confío en que seamos más que un montón de órganos que funcionan hasta un determinado momento y después nada.

Retomando el primer tema, soy una escritora, amante de la ficción, que es mi propia realidad. Amo perderme por los caminos de los libros y encontrarme creando mis propias historias. Y perderme en ellas. Me gusta jugar con los errores ortográficos con las equivocaciones gramaticales y las faltas de sintaxis. Amo deformar a la coherencia y a la cohesión para hacer que se vean tan estrafalarias y gloriosamente dementes como me veo a mi misma. Puedo escribir poesía sin hacer ni una rima, porque es mi poesía. Puedo escribir palabras sueltas y fingir que si tienen sentido y luego hacer de esa hoja un avión de papel para tirarlo por la ventana. Como dije, puedo hacer lo que quiera porque soy una escritora, una escritora tan loca como me lo permite mi cordura.

martes, 8 de enero de 2013

Memorias de Trasnoche

Escucho la música  las notas suben y bajan. Miro por la ventana, son las 5.03 y amanece. Se escucha la voz del televisor fantasma, ese que resuena en mi cabeza cuando nada mas hay silencio. No hace frío  gracias al verano y al movimiento de traslación de la tierra. La luz de la pantalla me encandila y hace que me lloren los ojos. Mi mama duerme, mi papa duerme, mies hermanos duermen, mi perra duerme, la ciudad duerme; yo no. Me siento bohemia, escribiendo a las 5 de la madrugada. Me sonrío ante mi propia estupidez. Jaja. Una canción rebulle en mi memoria y me da la impresión de que esta pasando por la radio en este mismo momento. Miro de nuevo las entradas del blog, ni una visita. Un blog anónimo  como si fuera una carpeta donde guardar las cosas que escribo para no perderlas. Patético, Patético, patético  ¿Y qué soy yo? Una adolescente hastiada del tedio, con complejo de escritora, y un ego mas grande del que me gusta admitir. Eso soy yo, es mi esencia. Después se podría agregar Pervertida o Austera o hasta Charlatana. Quizás  si tenga futuro  obvio, todos lo tenemos. Tengo mucha imaginación, eso si; se me desborda y me sale por debajo de las uñas guiando a mis dedos a hacer algo. Pintar, escribir, dibujar, hacer manualidades, y otras cosa que mejor me cayo. Miro de nuevo el resplandor albiceleste que entra por los agujeritos de la persiana,  se va transformando en una luz ambarina a medida que sube el sol. No puedo dejar de mirarlo, es como un vicio. Escucho que mamá se mueve y hace que me quede estática. Quizás sea hora que deje de escribir en la compu y me vaya a mi cama a seguir con mi intento-de-novela-medio-plagio-medio-imaginación, Quizás me descubra en el futuro ganando un nobel de escritura, o pintando cuadros famosos. O enseñando danza en un sociedad de fomento. Jeje. Creo que voy a terminar esto acá y me voy. Será lo mas sensato, porque a esta hora mama tiene el sueño mas ligero :)