jueves, 18 de diciembre de 2014

Triste vida, carajo

Sorbió el café distraidamente. Estaba frío y rancio. Probó una de las tostadas, que estaba húmeda y blanda. Suspiró y se levantó maldiciendo su vida. No era una mala persona, pero aún así estaba en ese lugar caluroso, subterráneo, completamente abrumador. Regido por un tirano que se entetenía pinchándolos con su tenedor gigante.

martes, 9 de diciembre de 2014

Fuimos eternos

Fuimos eternos. Duramos una pequeña eternidad que fue mi mundo, mi felices para siempre. Duramos infinitos momentos en los que sonreí por ti. Fuimos eternos, como todos los amores verdaderos. Los besos que nos dimos duraron eternos minutos que voy a guardar en la infinita memoria de mis labios. Fuimos eternos, eternamente finitos. Eternos porque en el amor no hay tiempo. Infinitos porque te escribí una y mil veces. Y no morirá el amor de mis poemas. Fuimos eternos, porque hasta la eternidad tiene fin. Te amé por siempre, y siempre es infinito. Eterno es el lugar que tuviste en mi corazón, y eterna es la parte de mí que jamás te dejará ir. Fuimos eternos, como todos los enamorados. Vivimos una infinita cantidad de días felices, que quedaran en la eterna memoria de mi corazón. Que jamás olvidaré, porque fuiste parte de mi por un tiempo eterno, que duró dos años y medio. Fuimos eternos, como el amor de los poetas. Como mi amor. Porque las letras calman los dolores, pero no calman la sangre que se acelera haciéndome vivir esto lentamente. Como si durara para siempre. Fuimos eternos


domingo, 7 de diciembre de 2014

Remissionem


Sorry
But I’ve gotta go
cuz this is not my time
And isn’t yours too

Sorry
But I’ll leave
Cuz everything will change
And you’ll blame me

Sorry
But it’s all over
Cuz I’m leaving now
And I won’t regret

Sorry
Sorry
Sorry
But I’m not coming back

sábado, 6 de diciembre de 2014

Maravillas

Ella despertó una tarde en un mundo lleno de maravillas. Y miró todo lo que había, lo observó y lo vio sin reparo. Hasta que de tanto mirar quedó ciega, pues había visto todo lo que debía ver en su vida. En ese entonces comenzó a escuchar, prestando atención hasta el sonido del viento destrozando un diente de león. Escuchó cuanto pudo, hasta que quedó sorda pues había oído todo lo que debía oír en su vida. En ese momento comenzó a degustar los sabores del mundo. Probó los más reacios sabores, que despertaban en su lengua una fiesta. Cuando hubo probado todos los sabores se le durmió la lengua, pues había saboreado todo lo que debía probar en su vida Recién ahí comenzó a oler; sintiendo el perfume de las camelias en flor. Olió todas las flores de ese mundo fabuloso hasta que no pudo oler ninguna más pues había sentido todos los olores que debía sentir en su vida. Al final, comenzó a tocar lo que quedaba. Descubrió un mundo de texturas invisibles, que generaban colores, música, sabores y olores en su mente. Tocó todas las cosas en ese mundo de maravillas oscuras, secretas. Pasó los dedos hasta que la piel se desprendió de sus manos, de sus pies, de sus brazos, de todo su cuerpo. Dejándola en carne viva y cerrada a ese mundo fascinante que había encontrado. Y ahí, en la serenidad del vacío, se despertó. Sintiendo, oliendo, viéndolo todo. Pero el mundo era tan gris y vacío, que prefirió haberse quedado en la nada por siempre.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Cuánto tardarás?



¿Cuánto tardarás en cansarte?

En dejarme a la vera como si nunca hubiese existido
¿Cuánto tardarás en olvidarme?
Así como te olvidas de las cosas que digo

¿Cuánto tardarás en dejarme?
Cuando te aburras de mis besos desabridos
¿Cuánto tardarás en soltarme?
Creyendo fielmente que nunca me has asido

¿Cuánto tardarás en cambiarme?
Dejando mi roto corazón vacío
¿Cuánto tardarás en matarme?
¿Cuánto tardarás amor mío?

Y se que no puedo cerciorarme,
si en un mes, un año o un día te habrás ido.
Vete cuando te apetezca matarme,
pues quedaré sola con mi corazón herido.
Y si algún día regresas,
seré tuya como siempre lo he sido.