viernes, 4 de julio de 2014

La boluda que no sabía amar

La que no sabía amar era normal
en apariencia
pero por dentro era un lecho de cardos
que tenían flores feas y sin perfume.
Flores rodeadas de espinas.
Si al menos fuesen rosas
que detrás de tanto peligro hay un bello final.
No, la flor de cardo es fea;
con su color deslucido
y su perfume a yuyo viejo.
Asi era el interior de la boluda.

Trató de amar varias veces,
una dos tres cuatro.
Falló estrepitosamente en tres
pero en la última, no.
Algo le decía que no,
esa vez era la verdadera,
era la buena,
la del "felices por siempre",
la de la más soberana e
inverosimil ilusión.
Era otro tipo de persona.

Con esa persona
simplemente
soñósaltóvolóseestrelló
murió
y se dió cunta que nunca,
pero nunca nunca,
había aprendido a amar como se debe
pero
¿Acaso alguien lo sabe?
No hay manual ni instructivo
ni siquiera esos que estan solamente en alemán.


Quizás,
ella simplmente no esta predestinada,
nunca iba a amar debidamente.
Aunque se supiera amada
y bienamada.
Aunque todos la amaran
y le dieran amor.
No, ella no sabría nunca como amar.
Porque era una boluda.
Asi de liso y llano.
La boluda que no sabía amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario